The Washington Post y otras bases de datos no gubernamentales como Fatal Encounters, Mapping Police Violence y The Counted registran cada tiroteo fatal en los Estados Unidos por parte de un oficial de policía en el cumplimiento de su deber.

Desde enero de 2015, la policía ha matado a tiros a 6.732 personas. Los estadounidenses negros mueren a un ritmo mucho más alto que los estadounidenses blancos. Aunque la mitad de las personas asesinadas a tiros por la policía son blancos, , los estadounidenses negros reciben disparos a un ritmo desproporcionado . Representan menos del 13 por ciento de la población de los EE. UU., pero la policía los mata a una tasa de más del doble de la de los estadounidenses blancos. Los latinos, nativos e indígenas también son asesinados por la policía a un ritmo desproporcionado.

COMPARTE TUS PENSAMIENTOS

¡Gracias por compartir tu opinión con nosotros!